home
  personal
  relacional
  electiva
  empresarial
  mundana
  karmica
  otras aplicaciones
servicios y consultas
 

astrología personal


 
 

 

El libre albedrio de Dios,
ha originado el tuyo propio.
Su libre es invisible bajo el polvo,
crea nuestro propio libre albedrío
Las órdenes que Dios nos da,
reconocen nuestra libertad de resolución.

Él no nos obliga a obedecerle,
sólo nos invita a hacerlo.

Rûmi, el "Masnavi", (V)

 

 

EL HORÓSCOPO O TEMA ASTRAL

"horóscopo" viene del griego y se podría traducir como "yo indico la hora", ésta siendo un dato fundamental para ver el cielo cómo está en ese momento, en un lugar y día dados. A partir de aquí, esa figura es aplicable a todo lo que se quiera estudiar.
Habitualmente se dice horóscopo cuando se trata de la figura de un evento, entidades, otras especies, etc. Cuando se trata de personas al horóscopo se lo llamará Tema o Carta Astral, Tema o Carta Natal.
Por lo tanto, para "levantar" un horóscopo o Tema Natal, en la Astrología Científica Occidental, Hindú, China o de otra tradición, se requieren los datos de :

AÑO, MES, DÍA, LUGAR Y HORA

Particularidades, anomalías o problemas con estos datos se tratan en faq´s.

El horóscopo, Tema Natal o toda figura astrológica se compone de 4 elementos esenciales en la Astrología Occidental, y otros elementos alternativos, según la escuela, los programas informáticos o el mismo astrólogo:

EL ZODÍACO DE LOS 12 SIGNOS
LAS 12 CASAS
LOS 10 PLANETAS
LOS ASPECTOS
OTROS ELEMENTOS (1)

Entre estos "otros elementos", los hay astronómicos y simbólicos, los más frecuentes siendo la Parte Fortuna, las Estrellas Fijas, los Nodos Lunares, la Luna Negra, Quirón, los Asteroides, el Vertex, los partes arábigos, etc.


Al Tema Natal los astrólogos le atribuyen la virtud de dictaminar sobre cuestiones de temperamento, carácter, personalidad y probables tendencias de destino en áreas diversas de la vida.
Es en la interpretación de la figura cuando surjen las primeras diferenciaciones entre "tipos" de Astrología : el enfoque, lo que se prefiere destacar, etc.

Una corriente digamos "psicológica" para generalizar, se centra mayormente en delinear este perfil. Otra corriente, sin descuidar la primera, -ya que es obvia aunque no sea exclusiva- se orienta hacia lo previsional, a la manera de establecer para el consultante "una hoja de ruta" que deja a su meditación y responsabilidad.
Dentro de esa corriente, se sitúan los que van más allá y pasan a lo prediccional, parte ésta que la mayoría de la gente asocia a la Astrología, aunque, dada las variables y complejidades con que se maneja esta disciplina, muchos profesionales optan por la cautela, a no ser que el tipo de trabajo que se indague así lo exija o alguna previsión casi asegura llegar a una predicción.

"TODO ESTÁ CONTENIDO EN EL TEMA NATAL"


Es la sentencia que nos legó la "Tradición" , verdad o no, más que a la "opinión" queda al "estudio" de la Astrología, sin ir más lejos por ejemplo estudiar una biografía, para ver que la sentencia no está desprovista de verdad, PERO, el Tema Natal no está exento de condicionantes y de interrogantes, dados por la propia naturaleza humana y el misterio de la vida misma.

Los mayores condicionantes están dados por la Genética y el entorno, la época, pero el mayor, si entendemos al hombre como de "naturaleza terrestre y celeste", entra la controvertida noción de "libre albedrío" que le corresponde por especie.
Por esto un Tema Natal ciertamente señala tendencias definidas, pero nunca, -sobretodo cara al futuro,- del todo, porque no sabemos como serán llevadas o asumidas por el portador, aunque su historial nos puede dar pautas sobre las que trabajar y precisar. Esto hizo a muchos astrólogos medievales, acabar sus informes con un : "Si Dios así lo quiere", - vigente en toda época.

Luego si bien la técnica es la expresión de la parte científica de la Astrología, la interpretación de cualquier carta u horóscopo es un arte, -y cuando es llevada a consulta,- entramos a más en un intercambio energético que tiene su propia dinámica y el noble fin de parte del astrólogo de ayudar al consultante a conocerse y asumir mejor su vida, respetando los derechos humanos de él y de otras personas de su entorno.
De todas formas una lectura competente puede beneficiar mucho al consultante, ya que diferencia de otras disciplinas humanas -antiguas y modernas,- que tratan del hombre y el probable camino de vida, usualmente al conocimiento de las causas fundamentales se puede llegar rápido y muy certeramente, quedando de parte del astrólogo en intercambiar con el consultante las diferentes opciones que se le podrían presentar, sin necesidad de entrar en oscuras terminologías que muchas veces bloquean la espontaneidad y la coherencia.

¿Es suficiente una lectura para descifrar el contenido de un Tema Natal?

Honestamente no, ya que si por un lado usualmente el consultante tiene algunas motivaciones concretas para consultar, el tiempo que se emplea, la idiosincracia de este momento, no alcanza a aclararlo todo. Para el mismo astrólogo su Tema Natal es motivo de estudio y meditación permanente y claro está, mucho ganaría el consultante de saber algunos básicos de esta disciplina, al mismo nivel que es bueno saber algo sobre mdicina, derecho, etc., sin necesariamente ser un profesional en ello.

La actualización de los Temas Natales

Si "todo se encuentra contenido en el Tema Natal" como señala la Tradición, oculto en los signos, planetas y aspectos, pasa que éstos se presentan todos de una vez, contrariamente al hombre que está sujeto a coordenadas de espacio y de tiempo en que a partir del nacimiento desarrollará su existencia.
Por esto a partir de un cierto conocimiento del Tema Natal, el astrólogo debe tratar del cómo y del cuando (una definición de la Astrología es de la "ciencia que estudia los ciclos"), lo que está inscrito en la carta pueda activarse, reactualizarse, atenuarse, cumplirse, por lo que el astrólogo debe "progresar" el Tema, con las técnicas que cree apropiadas, pudiendo el lector tener una idea general de los métodos que más se emplean consultando los cursos de esta Sección.



 
   

CENTRO DE ESTUDIOS ASTROLÓGICOS DE BARCELONA
Vía Augusta 66, 3º 3º - 08006-BARCELONA
Tels. 93 237 45 39 - 93 674 55 74 - 676 53 43 16